Mi nombre es Antonio Obrero, fotógrafo y videografo Freelance.

Nací en Córdoba en el 1992 y conocí este mundo llamado fotografía a través de mi deporte, el patinaje. Eran aquellas tardes cuando yo tenía unos 14 años que decidí grabar a mis compañeros de patinaje con una cámara compacta con unas "resoluciones" que más quisiera el 4k de hoy día. Experimentando desde esa edad los planos y la edición en "Movie Maker", fue pasando el tiempo y varios años después (19 años) compré mi primera cámara profesional con el sueldo de mi primer trabajo... no sabía que ese momento preciso iba a ser el comienzo del que sería mi futuro laboral y del que tantas alegrías traigo conmigo.

Tengo que ser sincero... la fotografía me cambió la vida, representar la realidad en un encuadre y guardar para la memoria una imagen de la que formo parte... no es solo mi trabajo... es parte de mi forma de ser y por eso siempre digo a mis clientes:

"El día que no trabaje de esto, seguire haciendo fotos"

He sido premiado en numerosos concursos a nivel internacional, siendo el más destacado el maratón StarLight 2018, así como otros eventos a nivel nacional tanto de fotografía, cortometrajes, spots publicitarios...

Actualmente me considero un fotógrafo/videógrafo multidisciplinar, destacando mi trabajo en eventos sociales (bodas) como videógrafo donde puedo dar máxima expresión a mi forma de trabajar en el día más especial para una pareja. Y aunque me apasiona el mundo de las bodas, no pierdo la ilusión de trabajar en cualquier tipo de trabajo y mejor aún si este me supone un reto.

A ti, lector de esta biografía, espero que este breve texto te haya servido para conocer un poco más sobre mí y espero poder colaborar contigo en alguna ocasión para que hagamos juntos un gran trabajo. Gracias!